martes, 2 de octubre de 2007

La Casa en Bahía de los Piratas explota las virtudes de un terreno incómodo, con dos actitudes opuestas respecto del paisaje: el gesto dramático de cara al mar y la integración casi mimética en la vegetación que la respalda. La estructura ligera de acero galvanizado levita sobre el camino de acceso vehicular.



CLIC PARA AGRANDAR


El sutil detalle del perfil alado de la cubierta, con pendiente contraria y longitudinal, da vida y movimiento al estricto volumen de planta rectangular. Genial es también el encamisado de las máquinas y la cisterna en el nivel inferior.


CLIC PARA AGRANDAR


Armonía en la solución de todos los detalles. La elegancia de la estructura no resulta hi-tec; la nítida expresión del funcionamiento no deriva en funcionalismo; la pureza geométrica no deriva en purismo, la riqueza formal y cromática no deriva en pintoresquismo. Pirates Bay House es puro equilibrio en todos los sentidos.


CLIC PARA AGRANDAR



Además, el proyecto ha resuelto los siguientes aspectos ecológicos:
- apoyo mínimo en el suelo
- cuidado en el aislamiento
- gran captura solar en invierno
- ventilación cruzada en verano a través de las celosías
- mínimo consumo en energía eléctrica, uso de gas para agua caliente
- tratamiento de residuos in situ y reciclado de vertidos
- provisión in situ y almacenamiento de agua potable
- preservación de la vegetación existente
- erradicación de plantas foráneas y regeneración de las especies endémicas





CLIC PARA AGRANDAR

CLIC PARA AGRANDAR

CLIC PARA AGRANDAR














0 comentarios:

Publicar un comentario

UTILIZA EL FORMULARIO ADJUNTO PARA DEJAR TU OPINION