martes, 16 de octubre de 2007

La Loma II es un proyecto que cohabita con los elementos naturales como el agua y la madera siendo estos protagonistas de la plaza de acceso que conforma el vestibulo de la casa. El agua se muestra como un elemento ornamental de forma cilíndrica contenido por paredes de acero, y una celosía de madera tropical que actúa como piel protectora para aislar a la vivienda del exterior.



La gran mayoría de los servicios se ubican en el sótano, bajo el nivel de la calle, para dar la sensación de una casa en dos niveles y poder mantener 260 m2 de áreas verdes. Las áreas complementarias de la casa son desarrolladas en 705 metros cuadrados e integradas al jardín en forma de L.



Mediante la separación de dos volúmenes que desplantan la construcción en diferentes ángulos, se forma un vestíbulo de doble altura, y un túnel de cristal flotando en el centro une a los dos cuerpos de la edificación.La composición de planos, volúmenes, formas y texturas en las fachadas es logrado a través de diferentes elementos compuestos e interconectados.



El uso del cristal continuo hacia el jardín habla de la transparencia sin sacrificar privacía, por lo que en su ala norte, el comedor es contenido solamente por vidrio y su losa sostenida por columnas expuestas en V, fundiéndose este espacio con el agua y el jardín.Un desafío, fue la losa-tapa curva, que se dibuja de extremo a extremo de la casa, colada de una sola pieza en concreto de color y expuesta como acabado final aparente en sus dos caras.







































0 comentarios:

Publicar un comentario

UTILIZA EL FORMULARIO ADJUNTO PARA DEJAR TU OPINION